Subida de los precios del acero

iron-2326791_640

Por: Luisa Álvarez 

 

El sector del hierro y el acero ha sido uno de los más dinámicos en el total de la industria desde finales del año pasado que presentó variaciones en sus producciones y ventas.

La segunda semana de agosto del presente año se reportó ganancias significativas en la industria siderúrgica en Europa. Gracias a la recuperación de los precios del acero, la compañía Thyssenkrupp alcanzó un 14% de aumento en la entrada de pedidos durante este tercer trimestre, lo que equivale a 10.700 millones de euros y una ganancia ajustada antes de intereses e impuestos (EBIT) de 620 millones de euros, en su unidad siderúrgica en Europa.

Los analistas esperaban en promedio una entrada de pedidos de 10.300 millones de euros y un EBIT ajustado a 493 millones de euros; lo que generó una gran satisfacción en cuanto a las ganancias operativas trimestrales de Steel Europe porque se duplicaron a 232 millones de euros, por encima del pronóstico que se había pensado en 187 millones de euros.

En un comunicado, Heinrich Hiesinger, CEO de Thyssenkrupp expresó: ¨Nos complace la recuperación de las utilidades en los negocios de materias primas. Hemos alcanzado el nivel mínimo necesario para cubrir el costo del capital¨

Por su lado, las acciones de ArcelorMittal subieron un 2,84% hasta alcanzar los 22,79 euros, lo que quiere decir que aumentó casi un 3%, liderando los avances en la bolsa de acciones Ibex 35; tras los fuertes progresos registrados por las materias primas claves para la acerera por la noticias provenientes de China.  

En cuanto a China, la producción de acero aumentó un 5,7% en junio, un máximo histórico de 73,23 millones de toneladas, según la Oficina Nacional de Estadísticas.

El desempeño de la industria metalúrgica de este país se produce al tiempo que su producto interno bruto supera las estimaciones del segundo trimestre, lo que conlleva a que las fábricas de acero estén en un punto óptimo, los proveedores más grande aumentaron la producción después de que una represión sobre el sector informal desencadenó una escasez de algunos productos, lo cual también ayudó a que los precios se dispararan.

Yu Chen, analista de Mysteel Research señaló que ¨las acerías están funcionando a tasas muy altas y podemos ver que los hornos eléctricos están aumentando la producción en medio de buenos márgenes.¨

Los futuros de las barras de refuerzo han subido un 27% en la Bolsa de Futuros de Shanghai este año, y en la segunda semana de agosto a un precio más alto desde el 2013, mientras que los futuros de las bobinas aumentaron un 12% desde finales de 2016.

Y los futuros de acero corrugados se dispararon a un 7% hasta alcanzar su cuota más alta desde los últimos cuatro años, después de que la demanda se disparó ante las expectativas de una reducción en la oferta en invierno debido a las restricciones de capacidad impuestas por Beijing.

Según Juan Pablo Silva, analista económico internacional de Infoacero y director de Matrix 2.0, a principios de este año, China ordenó la reducción de la producción de acero y aluminio en 28 ciudades durante la época del invierno, (periodo de noviembre a marzo), como medida para reducción de fuente de polución y contaminación. Comenzando el mes de agosto, Tangshan, principal área de producción de acero, y otras partes de la provincia de Hebei, han dicho que acatarán esta orden.

El gobierno ha solicitado a los productores de acero a reducir a la mitad la producción en cuatro ciudades del norte: Hebei, Shanxi, Shandong y Henan, asimismo como en Beijing y en Tianjin. La cantidad de recortes de producción dependerá de la reducción de las emisiones de gases que se logre.

Mientras que en Londres, el aluminio a tres meses, que es una referencia mundial, aumentó un 14% y se negociaba últimamente a 1.935.50 dólares la tonelada.

Por el contrario, con la campaña de Trump, anti-acero Chino, no estaría teniendo efecto, simplemente porque no habría acero para vender por parte de los chinos con las medidas que han tomado en la producción internamente. 

Ante este dinámica la Asociación de Iron and Steel China (Cisa), se reunirá con funcionarios de gobiernos del Ministro de Industria y Tecnología, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, las siderúrgicas, los corredores de bolsa de futuros y plataformas e-commerce, para analizar las alzas de los precios del acero, las implicaciones, y lo más importante, tener una idea de límite del rally alcista. Es decir, no se discutirán las medidas oficiales, sino solo se analizará las consecuencias.

Los analistas como Kirill Hyko, estratega en BCS Global Markets en Moscú ha dicho que, ¨vemos esto como un burbuja, pero es probable que permanezca otro par de meses, ya que el estímulo fiscal tiene que permanecer al menos hasta el próximo Congreso Nacional de China¨ que se realiza cada cuatro años.

El estímulo fiscal, en concreto es la inversión de infraestructura que ayudó a la demanda del acero, y además el estímulo monetario, traducido en una baja tasa de interés para la adquisición de propiedades, incrementó por otro canal la demanda del mismo. Las consecuencias es que las exportaciones cayeron un 32% en julio, el nivel más bajo desde el 2013.

Esta caída en la oferta exportable y el alza de los precios, es un regalo que agradecen los productores locales, en un momento que podría haber llegado otro año malo y la continuidad de la siderúrgica local en discusión. El mejor ejemplo, ArclorMittal ha reportado su mejor beneficio en 6 meses.

Por todo lo demás, la medida que ha tomado China es beneficiosa porque busca no seguir empeorando la calidad de vida de millones de personas, en especial, a la población mayor de edad y población infantil.

En cuanto a los importadores, las implicaciones no son positivas, si se tiene en cuenta que China en su mejor momento llegaba al 12% del total de la producción para exportación, con esta medida su potencial exportador bajará significativamente lo que hace prestarle más atención y comenzar a buscar un plan B.

* Con información de otros medios y de Matrix 2.0.