En el corazón de Monterrey, se encuentra el primer alto horno de Latinoamérica.

Imagínese visitar un parque en donde el acero, la cultura y los negocios confluyen a la perfección en un solo lugar. Le presentamos el ‘Gigante de Acero’ como se le conoce, el cual fue diseñado por la empresa norteamericana, Arthur G. McKee & Co.

horno_3_by_waterforce-d34avkz

Por: Andrés Ramírez.

Crédito de la imagen: Oscar Alan (waterforce) artista mexicano.

Imagínese visitar un parque en donde el acero, la cultura y los negocios confluyen a la perfección en un solo lugar. Y como si fuera poco, este parque esta rodeado de lagunas, árboles y 142 hectáreas de zonas verdes dedicadas al deporte y esparcimiento.

Lo que antes se llamó Compañía Fundidora de Hierro y Acero de Monterrey es hoy un icono arquitectónico mundial de la historia del acero y el desarrollo industrial del norte de México.

Parque Fundidora, como se le conoce, cuenta con un conjunto de edificios que se remontan a comienzos de siglo XX  y que en su pasado fueron utilizados para la acería, son hoy centros de exposiciones, pabellones de arte, museos, auditorios, centros de eventos y centros de negocios que le ofrecen al visitante una experiencia única. Pero sin duda alguna el mayor atractivo del Fundidora es el famoso y emblemático Horno 3, nada más y nada menos que el primer alto horno de Latinoamérica.

Structure_in_Fundidora_Park

Horno 3, alto horno que en su mejor momento alcanzó a producir 100.000 toneladas de acero al año, no solo fue el primero en su clase, sino el precursor de la industria siderúrgica en Latinoamérica. El “Gigante’’ como se le conoce comúnmente fue diseñado por la empresa norteamericana, Arthur G. McKee & Co. y estaba compuesto por un programador electrónico de carga de materias primas y un sistema automático de cambio y control de combustión de estufas, tecnología de punta para la época.

Después de 86 años de prestarle servicio al desarrollo de México, la Compañía Fundidora cierra sus puertas y da paso a reinventarse en un parque temático de ciencia y tecnología que explica de una manera muy entretenida el proceso de producción de acero, desde la extracción de arrabio, pasando por la acería, laminación hasta el producto final. Producto final como acero planos y largos que uno como visitante ve desde la entrada del parque en forma de esculturas hechas en honor a todas la generaciones de regiomontanos que vivieron de este “Gigante”.

 Hornos_fundidora3

Conózcalo en Semana Santa.

Avianca cuenta con 8 frecuencias semanales Bogotá – Monterrey vía México D.F.

Desde $ 1.300 USD, saliendo el 14 y volviendo el 20 de abril.