Panorama de la vivienda de interés social

FotoSeccionLineaEconomica (2)

El Estado colombiano, por medio de distintos gobiernos, ha implementado políticas públicas de desarrollo de viviendas para hogares de menores ingresos. Desde 1989 se estableció el concepto de ‘Vivienda de Interés Social’ (VIS) que hoy en día se define como una unidad habitacional que cumple determinados estándares de calidad y cuyo valor no sea superior a los 135 Salarios Mínimos Legales Mensuales Vigentes (SMLMV). La legislación colombiana actual también estableció un tipo de vivienda denominado Vivienda de Interés Social Prioritario (VIP) cuyo valor máximo será de 70 SMLMV. En el caso de programas de renovación urbana, la legislación vigente considera que una VIS puede superar los 135 SMLMV, pero no exceder los 175 SMLMV.

Tabla2

Paralelamente, el Estado colombiano ha implementado varias políticas de financiación de la demanda de VIS, entre las que se destacan: 1) Subsidios a la compra otorgados por las cajas de compensación familiar y el Fondo Nacional de Vivienda. 2) Subsidios a la tasa de interés mediante el FRECH y productos de cobertura al crédito hipotecario del Fondo Nacional de Garantías. 3) Programas de ahorro programado por personas de bajos ingresos como los del Fondo Nacional del Ahorro.

Esta combinación de políticas hacia la oferta y demanda de VIS, ha permitido que en el periodo comprendido entre 2008 y 2013, se hayan construido 300 mil viviendas de interés social. En 2013, se alcanzó la significativa cifra de 75 mil VIS, con un crecimiento frente al año anterior del 60 %. En términos de área construida, el país concluyó 4 millones de metros cuadrados de construcción en VIS (Ver Cuadro). En este mismo año, más de la mitad de las viviendas que se construyeron fueron VIS (52%). Sin embargo, al primer trimestre de 2014 y para las 15 principales áreas metropolitanas, se habían construido 18.198, con una caída del 3% frente al mismo periodo del año anterior, aunque la participación alcanzaba el 60 %.

Tabla3

 

Desde la óptica de las licencias de construcción orientadas a VIS o, en otras palabras, la intención de construir, se encuentra que éstas son ligeramente superiores, lo cual puede indicar en algún grado que la oferta enfrenta algún tipo de problema: por ejemplo, escasez de tierra o problemas frente a los POT de algunas ciudades. En resumen, se puede afirmar que Colombia construye, en promedio, 50 mil VIS, con un área construida de 57 metros y un valor de 62 millones de pesos. Generalmente es un apartamento.