Nuevo régimen franco y calificación en operador económico autorizado

coin-2308140_1280

Los beneficios y oportunidades para la industria del acero, fue el tema que se desarrolló en la tercera Charla INFOACERØ, realizada por la Cámara Colombiana del Acero; con la participación de la Zona Franca Palermo, la empresa de Consultoría en Sistemas de Gestión AEON y Anker Logística & Carga.  

El pasado 13 de julio el director de Camacero, Andrés Ramírez, dio inicio a la charla con la presentación de quienes tuvieron a cargo el desarrollo del encuentro que reúne a los empresarios de la industria acerera colombiana, con el objetivo de exponer los beneficios de la industria dentro del nuevo régimen franco y calificación en operador económico autorizado, con el fin de darles a conocer a los asociados las oportunidades que conlleva realizar buenas prácticas productivas.

En la introducción de la charla Andrés Ramírez destacó que el consumo del acero en Colombia es menor a comparación de otros países de la región latinoamericana, indicando que mientras en Perú el consumo es de 111 kilogramos de acero que se logra por persona, Colombia está a penas en 83 el consumo por capita.

A pesar de esto, también resaltó los avances que ha tenido el país en materia de infraestructura al implementar el acero como material para la construcción, por ejemplo, los puentes peatonales que anteriormente se hacían en concreto actualmente se están construyendo con acero, igualmente las bodegas, las zonas francas y diferentes estructuras edificables.

 Por tal motivo resaltó la importancia de seguir trabajando para lograr un mayor consumo de acero en el país, ya que es un índice de desarrollo; los países desarrollados consumen mayor cantidad de acero a comparación de países como Colombia. Corea del Sur consume alrededor de 1300 millones de kilogramos de acero, Europa alrededor de 400 kilogramos y EE.UU aproximadamente 300, en este sentido afirmó que hay espacio para crecer el consumo de acero en el país.

Para entrar en materia, el especialista en comercio internacional, Leonardo Bautista, Gerente General de Palermo Zona Franca, inició su presentación refiriéndose al decreto 2147 emitido por la DIAN a finales del año pasado, sobre el régimen de zonas francas, en el cual abarca todas la reglamentación para estos espacios en Colombia. A la fecha se puede decir que hay una legislación puntual, unas normas claras en materia de régimen franco que definen una zona franca.

Las zonas francas se definen como un área geográfica delimitada dentro del territorio nacional en donde se desarrollan actividades industriales, de bienes, de servicios o comerciales, las cuales captan nuevas inversiones de capital. En este sentido, se entiende que las zonas francas tienen unas condiciones puntuales y unos incentivos diferentes que tendría cualquier otro lugar de Colombia.

Las condiciones especiales para las empresas que se ubiquen en las zonas francas es que pueden realizar procesos logísticos, pueden transformar y producir bienes, prestar servicios y actividades comerciales cumpliendo unos compromisos estipulados por el gobierno que son las de generar nuevos empleos y nuevas inversiones para el país. Los incentivos son tres puntualmente: unas reglas especiales aduaneras, unas condiciones especiales en materia tributaria y unas condiciones significativas en materia de comercio exterior, que permite que las operaciones sean fáciles dado que una gran parte de ellas no se requiere la intervención del gobierno en representación de la DIAN, sino la realiza una empresa privada.

Todas las mercancías que llegan a una zona franca se considera fuera del territorio nacional para efectos aduaneros y tributarios, por consiguiente, los incentivos tributarios dentro del régimen franco solo paga el 20% del impuesto de renta, 0% de IVA y aranceles en bienes extranjeros y 0% de IVA en bienes nacionales; en cuanto a los incentivos tributarios locales, la exención del 100% de impuesto de industria y comercio, exención del 100% del impuesto predial y exención de pago del impuesto de delineación urbana para expedición de licencias de construcción. 

La mercancía como el acero entra como un bien con una partida arancelaria, pero cuando ese bien se transforma en otro bien hay una partida arancelaria diferente, es decir, la subpartida arancelaria del bien transformado es menor a la partida arancelaria de la materia prima que llega, por esto, “no tiene sentido, que alguien que haga algún proceso productivo con acero no haga parte de una zona franca”.

Las zonas francas ofrecen todas las condiciones tributarias para que sea favorable la producción dentro de ella y gocen de todos los beneficios que traen los tratados de libre comercio.

Con relación al tema de Operador Económico Autorizado, Yamile Yomayusa de  AEONS Consulting, contextualizó acerca de la normativa sobre el Acuerdo de Facilitación del Comercio, definido bajo la Organización Mundial de Aduanas, en el cual se quiere verificar el Sistema de Administración de Riesgo de algunas empresas que no estén desarrollando buenas operaciones en su cadena de suministros, este dentro del Marco normativo 6.

Este Marco normativo 6 es para asegurar y facilitar el comercio global definido en cuatro conceptos básicos: 1) Información electrónica anticipada con el fin de identificar la carga antes de que llegue a su país, así realizar un proceso de selección y alimentar el sistema de administración de riesgo. 2) Inspección de carga no intrusiva que consiste en utilizar tecnología de última generación, como escáneres de rayos X o gamma, para inspeccionar contenedores u otras mercancías embaladas sin tener que abrir ni dañar el contenido. 3) Gestión de riesgo, contar con una buena calificación de riesgo agilizará las operaciones de comercio exterior que realice el operador, ya que la DIAN ejercerá menores controles sobre sus operaciones. 4) Alianzas entre aduanas y el sector privado, aquellas empresas que tengan el Modelo de Certificación Autorizado, estas alianzas con las aduanas los beneficiará en procedimientos y trámites fiscales llevándose a cabo en menor tiempo.

El Modelo de Certificación Autorizado tiene una variante y es el Acuerdo de reconocimiento mutuo que genera la aceptación y equivalencias de normas o acuerdos con el objetivo fundamental de minimizar las posibles barreras comerciales. En esto momento Colombia trabaja para firmar este año el reconocimiento mutuo con los países de la Alianza Pacífico, entre ellos: México, Perú, Chile y Colombia. También se está trabajando para un Acuerdo de reconocimiento mutuo con la Región Andina, que se llevaría a cabo para el próximo año.

Si alguna empresa tiene operaciones económicas con algunos de estos países y quiere certificarse como Operador Económico Autorizado (OEA), tendrán aún más beneficios porque en estos países se reconocerá como empresas seguras en temas de gestión de riesgos, así mismo como disminuir el número de inspecciones en sus contenedores, beneficios tributarios, entre otros.

El Operador Económico Autorizado en Colombia, está creado en el año 2005, y actualmente hay 25 empresas que están certificadas acá en el país, los beneficios para estas empresas se extiende hasta el año 2020 de acuerdo con el decreto 390 de 2016, en el cual se establecen dos aspectos relevantes, el primero, el generar un sistema de administración de riesgos que lo está estableciendo actualmente la DIAN, y el segundo,  calificar el nivel de riesgo de todas las empresas del país y de pendiendo del nivel de riesgo se les atribuye unos beneficios aduaneros y eso se determina a partir del Sistema de administración de Riesgo.

Entonces, el operador Económico Autorizado (OEA), es una compañía de confianza que puede acceder a varios beneficios por estar comprometida con la seguridad de su cadena de suministro. La capacitación OEA es otorgada por la administración aduanera de cada país; en Colombia es otorgada por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN).

Para finalizar, la importancia de tratar estos temas para las empresas de la industria de acero es seguir forjando iniciativas para el desarrollo y el crecimiento de la industria en el país con el fin de lograr mayores avances industriales y de modernización en los procesos de comercios exterior.