Mundo Colmena

fotodelmes

El Consorcio Metalúrgico Nacional -o Tubos Colmena, como se le conoce comúnmente-, inauguró recientemente la escultura ‘Mundo Colmena’, obra fabricada con láminas de acero ‘Cold roll’, tubos y mucho color.

Esta obra -que no tiene base en ninguna corriente artística- estuvo a cargo del mundialmente conocido artista colombiano Helbert Ortiz; su construcción tardó más de tres años y pesa alrededor de 7 toneladas, entrando así en la tendencia que varias capitales del mundo han adoptado en el arte urbano, muchas veces con empresas del acero como precursoras de estas iniciativas artísticas o de renovación.

Es la primera vez que una compañía privada le hace un regalo de esa magnitud a la ciudad Algunas de estas son ‘The Cloud Gate’, ubicada en medio de la plaza AT &T en el Millennium Park de Chicago; también el ‘Orbit’ en Londres -escultura en acero donada por ArcelorMittal, la empresa siderúrgica más grande del mundoo el parque Fundidora en Monterrey, por parte del grupo mexicano Deacero.

Según Ortiz, la obra fue inspirada en el papel del hombre trabajador como motor del progreso de la capital y su forma asemeja un sonajero gigante en forma de panal de abejas – esto en homenaje a Colmena y su cumpleaños número 60-. Con este regalo que Colmena le hace a Bogotá, la compañía se convertirá en ejemplo para las empresas colombianas. La importancia de apoyar el arte y donar obras de esta índole, aporta al crecimiento industrial y a la modernización del país. Es la primera vez que una compañía privada le hace un regalo de esa magnitud a la ciudad y Colmena desea que el aporte no se detenga ahí, pues aspira a que, juntas, las empresas colombianas le apuesten a este reto.