AceroColombiaConstrucciónOficinas

Mientras no haya normatividad para la perfilería liviana, siniestros como el de Unicentro van a seguir pasando

Afirmó Juan Diego Mejía, gerente de Todolámina, empresa dedicada a la perfilería liviana para Drywall

El pasado sábado siete de septiembre se desprendieron varias láminas del techo de Drywall en el Centro Comercial Unicentro. El accidente causó pánico a las personas que se encontraban en el lugar y 20 personas resultaron con heridas leves. 

Tras el incidente, el gerente Unicentro, Camilo Ángel, indicó que están adelantando las debidas investigaciones para analizar las posibles causas del desprendimiento del techo de esa sección de la edificación, que fue remodelado hace 10 años. 

Ángel también afirmó a Caracol Radio, que tuvieron “un problema con una lámina del Drywall, que es un techo falso que generó una falla y un efecto dominó con la caída de 10 láminas más”.

Al respecto Infoacero consultó con Juan Pablo Lombana, directivo ADL Drywall – la empresa que más comercializa Drywall en el país -, y Juan Diego Mejía, gerente de Todolámina – empresa líder en la Costa Atlántica en perfiles livianos -, sobre las posibles razones del desprendimiento de las placas del techo.

Ambos expertos coinciden en que se trata de una falla humana, bien sea por la calidad de materiales usados o por la misma forma en la que se instaló el techo de Drywall.

Juan Diego Mejía afirmó que el incidente pudo haber sido ocasionado por dos razones: “un escenario es que la materia prima que se utilizó no haya sido la indicada de acuerdo a las especificaciones de la locación. La segunda, es que el montaje se haya hecho diferente a lo que debía hacerse”.

Por su lado, Juan Pablo Lombana dice que “si bien hay investigaciones, es muy saber qué pasó. Se debe verificar a cuántos centímetros estaba instalada la perfilería soportan el Drywall y qué referencias de usaron”; pues dependiendo del peso de techo instalado también varía el calibre de la perfilería que debe usarse. 

Ambos expertos coinciden en que este tipo de accidentes el constructor es quien tiene la mayor responsabilidad, pues al no haber una normativa sobre la construcción en seco – estructuras en Drywall -, lo que prima en la mayoría de los casos es el precio ante la calidad.

Falta de reglamentación

Esa es la raíz del problema del desprendimiento del techo del Centro Comercial Unicentro, para Lombana y Mejía; ambos expertos son enfáticos en que la construcción en seco, que es la que se hace con Drywall, es segura, por lo que casos como el mencionado son aislados, pero la falta de reglamentación abre un espacio para que sucedan todo tipo de irregularidades.

De acuerdo con Lombana, el sistema de construcción en seco es uno de los más seguros del mundo, más ecológico, rápido y fácil; por eso es el más usado en Estados Unidos, Europa, Chile y México; pero así mismo está regulado, no cualquier empresa puede distribuir el material ni instalarlo.

Los expertos aseguran que en varias ocasiones empresas de la construcción en seco se han reunido con Camacol para desarrollar una norma de uso e instalación, sin embargo los esfuerzos han sido en vano.

Tras un esfuerzo realizado por la Cámara Colombiana del Acero en la mesa intergremial de la calidad, en el 2018 se lograron actualizar las normas: NTC 5680:2015, NTC 5681:2015 y elaboró la NTC 6265:2018; todas direccionadas a mejorar las instalaciones de Drywall en el país. Sin embargo, hace falta más reglamentación.

“Es que la gente cuando adquiere estos productos muchas veces compran por precio y no por calidad, por lo que entran perfiles que no cumplen con ninguna normativa, que tienen oxidación antes de instalarlo, e igual lo ponen” afirma Mejía. 

Según sus directivos, son más bien recurrentes en los casos en las que empresas constructoras llaman a ADL Drywall y Todoláminas para arreglar cielos rasos que hicieron terceros y quedaron mal.

Así que el llamado de los expertos es al gobierno nacional y a entidades reguladoras, para que empiecen a realizar acciones concretas en la realización de una normativa y así evitar que este tipo de siniestros vuelvan a pasar. 

Posts Relacionados
ConstrucciónEconomíaEmpresasOpiniónVíasVivienda

Planeamiento de Bogotá, Parte II

ColombiaEconomíaEmpresasNegociosVivienda

Muebles Jamar anuncia expansión nacional e internacional

AceroConstrucciónEconomíaGobiernoVivienda

Presidente de Camacero se pronuncia sobre altos costos en materiales para la construcción

BusinessColombiaConstrucciónEconomíaInfraestructuraLOGÍSTICATransporte masivoVías

Bogotá, la segunda ‘ciudad del futuro’ en América Latina: Financial Times

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.