ColombiaInfraestructuraTransporte masivo

Llego la hora de la movilidad eléctrica en Colombia

El 2019 fue un año de gran avance en temas de movilidad eléctrica en Colombia, si bien en años anteriores los avances en comparación con otros países se han venido dando de manera muy lenta, al fin parece que se esta impulsando de forma definitiva la entrada de esta nueva movilidad.

Existen varios factores que han llevado a esta aceleración en la intromisión de vehículos menos contaminantes y de apostarle a una movilidad más amigable con el medio ambiente.

Por una parte, la empresa privada ha sido un motor en este fenómeno, en las calles de las principales ciudades se ha visto un aumento en modelos alternativos de transporte como son las bicicletas y patineta eléctricas y las cuales han sido impulsadas por una gran oportunidad de mercado.

Otro ejemplo de esto, para el caso de Colombia específicamente, es el anuncio que dio Terpel, en Noviembre del 2019 en el cual presentó su estrategia de nueva movilidad y el cual se enfoca en brindar a los usuarios de vehículos eléctricos la posibilidad de recorrer las principales carreteras del país y encontrar puntos de carga rápida y no tener que depender de la autonomía limitada del automotor.

Estos avances se han dado dentro del marco de la ley de movilidad recientemente sancionada y la cual brinda beneficios a propietarios de vehículos eléctricos en Colombia, como la no aplicabilidad de pico y placa, una reducción en el impuesto sobre vehículos, además de garantizar la instalación de más estaciones de carga en el territorio nacional.

Otro de los avances enmarcado dentro de esta nueva ley, es la nueva flota de buses eléctricos que llega a Bogotá, y la cual se espera que beneficie principalmente a los habitantes de Bosa y Usme, las cuales son las localidades con mayor cantidad de gases contaminantes, luego de un largo proceso en el cual, en un primer momento, se había declarado una licitación desierta, se logró, a través de un proceso de selección abreviada, que 379 buses nuevos se usen para el sistema de SITP.

Si bien el avance en esta materia parece haber despejado el asunto y al fin parece que va a existir un cambio en la infraestructura de vehículos eléctricos, la realidad en este momento es desalentadora, la calidad del aire que se respira en las zonas urbanas es muy mala y las enfermedades respiratorias afectan a gran parte de la población. En países de Asia y Europa, el avance en esta materia inició con el siglo XXI, sin embargo, Colombia, 20 años después no ha podido apostarle a una movilidad y una logística mas eficiente y mas amigable con el medio ambiente.

About author

Máster en Administración y Negocios de Industrias Creativas y Culturales de Queen Mary University of London y con un pregrado en Comunicación y periodismo con énfasis audiovisual de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Actual Jefe de Comunicaciones de Camacero.
Posts Relacionados
ColombiaEconomíaEmpresasNegociosVivienda

Muebles Jamar anuncia expansión nacional e internacional

BusinessColombiaConstrucciónEconomíaInfraestructuraLOGÍSTICATransporte masivoVías

Bogotá, la segunda ‘ciudad del futuro’ en América Latina: Financial Times

AceroBusinessColombiaConstrucciónEconomíaVivienda

Advertencia de riesgos por altos precios del acero y el hierro en Colombia

AceroConstrucciónGobiernoInfraestructuraVías

La construcción del Puente Manzanares en Antioquia, alcanza un 95% de avance

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.