AceroMundo

Liberty Steel UK invierte como mecanismo para salir de la crisis.

Mientras que la mayoría de productores de acero luchan por sobrevivir a la crisis ocasionada por el Coronavirus a nivel mundial, Liberty Steel Group UK (LSUK) tiene en la mira ambiciosos planes para duplicar la producción y expandirse a nuevas áreas especialmente con su programa GreenSteel, el cual plantea una producción de acero ambientalmente sostenible.

Dentro de los planes de expansión que ha tenido LSUK recientementa, está la compra de las operaciones de Tata Steel en Rotherham hace tres años, ciudad que es conocida por su explotación de hierro desde la época del Imperio Romano y hasta ahora han demostrado ser buenos administradores, invirtiendo en un nuevo horno de arco eléctrico y aumentando la producción de solo 225,000 toneladas a más de medio millón antes de los bloqueos ocasionados por la pandemia. Así mismo la compra de Arium, en Australia en 2017 es un claro ejemplo de la expansión que ha venido teniendo LSUK no solo a nivel local sino global.

El éxito de LSUK en los últimos años se debe también a su capacidad de análisis de las demandas del mercado para mejorar su competitividad. Un ejemplo de esto son las nuevas inversiones que la compañía ha hecho en Thrybergh Bar Mill, las cuales le han permitido a la empresa aumentar la producción de barras corrugadas, un producto que comúnmente se importa al Reino Unido.

Así mismo LSUK se ve optimista frente a la demanda de acero que se que va a requerir en iniciativas cómo el proyecto ferroviario de alta velocidad de Gran Bretaña, HS2, así como otras obras de infraestructura que se tienen planeadas para la post-pandemia.

De igual forma, LSUK dijo que pretende ampliar la capacidad de acero crudo en la planta de Rotherham a un millón de toneladas por año, el cual será utilizado para la fabricación de producto laminado a partir de septiembre de este año.

Cabe resaltar que el consumo de acero ha caído hasta en un 40% en el Reino Unido a causa de la pandemia, por lo que Liberty tiene el desafío de encontrar oportunidades de reducción de costos y expansión para que sus operaciones vuelvan a ser rentables.

Por otro lado, LSUK tiene planes de instalar un horno de arco eléctrico Q-one en su fábrica de bobinas de laminado en caliente en Newport, y, si bien aún no se han fijado fechas, al instalarse, esto le permitiría producir entre 1,5 millones y 2,0 millones de toneladas por año para el mercado del Reino Unido.

Es claro que la producción de acero en el Reino Unido es una sombra de lo que fue, pero lo que queda tiene futuro, más aún cuando se incentivan a empresas Liberty para que continúen innovando, invirtiendo y ajustándose a los mercados cambiantes que se avecinan.

About author

Máster en Administración y Negocios de Industrias Creativas y Culturales de Queen Mary University of London y con un pregrado en Comunicación y periodismo con énfasis audiovisual de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Actual Jefe de Comunicaciones de Camacero.
Posts Relacionados
AceroConstrucciónEconomíaGobiernoVivienda

Presidente de Camacero se pronuncia sobre altos costos en materiales para la construcción

AceroBusinessColombiaConstrucciónEconomíaVivienda

Advertencia de riesgos por altos precios del acero y el hierro en Colombia

AceroConstrucciónGobiernoInfraestructuraVías

La construcción del Puente Manzanares en Antioquia, alcanza un 95% de avance

AceroColombia

Volumen de exportación de hierro y acero colombiano cae un 23,4% en enero-febrero

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.