AceroAlacero 60 Buenos AiresMundo

Consumo aparente de acero en América Latina cierra en 65,9 millones de toneladas, un 1,5% menos que el año anterior.

En la rueda de prensa realizada al final del segundo día del Congreso Latinoamericano de Acero, Martin Berardi y Máximo Vedoya, de Ternium Argentina, presentaron un recuento de los temas discutidos durante el evento.

Al hablar específicamente de los temas tratados durante los diferentes paneles, se rescata la reafirmación de que Latinoamérica está atravesando por un contexto complicado y que tiene más incertidumbres que certezas, factor que se ve agravado por el hecho de que no ha existido una ayuda por parte del resto de regiones del mundo. Por otra parte, se resalta que el mundo se encuentra creciendo más lentamente y las tensiones comerciales entre las potencias mundiales empeoran el escenario para América Latina.

En cuanto a las cifras de producción y consumo de material siderúrgico, los panelistas mencionaron que en la región se producen 70 millones de tonelada al año, además de emplear a más de 1 millón de personas. Se estima, además, que la industria siderúrgica ha invertido más de 40.000 millones de dólares en los últimos 10 años con un promedio de 4 mil millones de dólares cada año.

Así mismo, las variaciones que tuvo la producción de acero en Colombia entre 2018 y 2019 fueron: Para aceros largos, se paso de producir 1.248 a 1.392 toneladas lo que representa un crecimiento en el 22%; mientras que para la producción de aceros planos se pasó de producir 482 toneladas a 399 toneladas lo que representa una disminución en la producción de un -22% en comparación con el año anterior.

Por otra parte, se destaca el hecho de que el consumo per cápita es de 105 kg por habitante por año, mientras que china consume 600kg por habitante por año, en Estados Unidos 300kg y la Unión Europea 330kg por persona por año. En cuanto al mercado, el 45% de la producción va a la industria de la construcción, y el 55% restante va a variedad de industrias como la automotriz, la agroindustrial o la energética.

Por otro lado, aunque el mundo está viviendo un momento de desindustrialización, China ha intensificado su producción industrial mostrando una clara mejora la calidad de vida de las personas y de sus trabajadores. En cambio, al analizar las cifras de producción industrial en América Latina, se evidencia que esta ha disminuido, lo que ha ocasionado la perdida de trabajos alta calidad, generando una menor movilidad social y una desmejora en la calidad de vida de las personas.

Se destaca además el hecho de que la guerra comercial actual afecta la industria latinoamericana ya que China está viviendo un proceso de industrialización junto con una política económica muy agresiva, y hasta un punto desleal, creando una “guerra por el trabajo”. Sin embargo, se menciona que los países latinoamericanos, en cabeza de México, están empezando a darse cuenta de esta situación y han empezado a tomar medidas frente a este asunto, hecho que se debería replicar en todos los países latinoamericanos.

En cuanto a los desafíos que se presentan los panelistas, se destaca que la industria siderúrgica latinoamericana está teniendo varios cambios muy importantes, entre estos el propósito de convertirse en una industria sostenible y amigable con el medio ambiente. Al mismo tiempo se destacó que una de las particularidades de la industria siderúrgica latinoamericana es que produce 44% menos CO2 que China por cada tonelada producida, otra de las ventajas que tiene el acero es que es un material muy reciclable y que en total se recicla más acero que la sumatoria del reciclaje de otros materiales.

Por otra parte, se mencionó que el acero puede reutilizarse infinitamente, lo que permite que existan diferentes posibilidades para contrarrestar la huella ambiental y dar pie a la solución al problema de sustentabilidad. Por otra parte, se mencionó que el acero puede reutilizarse infinitamente, lo que permite que existan diferentes posibilidades para contrarrestar la huella ambiental y dar pie a la solución al problema de sustentabilidad.

Otro de los desafíos presentados es la responsabilidad con los empleados y con las comunidades que hacen parte de la cadena de producción y consumo, las empresas deben fomentar que el beneficio que recibe la industria del mercado se traslade a estas comunidades, principalmente en temas de educación y trabajo.

Así mismo. Se destaca que diferentes empresas del acero en América Latina están trabajando junto con los gobiernos para generar empleo y salarios más altos junto con trabajos más estables.

Por último, y como conclusión, se menciona que en el juego de la globalización y de las guerras comerciales, Latinoamérica se ha desindustrializando y ha perdido empleos de calidad ocasionando una menor movilidad y equidad social. Sin embargo, se hace énfasis en que este es el momento en el cual la industria del acero se debe potencializar para ayudar a reducir dichos problemas.

About author

Máster en Administración y Negocios de Industrias Creativas y Culturales de Queen Mary University of London y con un pregrado en Comunicación y periodismo con énfasis audiovisual de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Actual Jefe de Comunicaciones de Camacero.
Posts Relacionados
AceroConstrucciónEconomíaGobiernoVivienda

Presidente de Camacero se pronuncia sobre altos costos en materiales para la construcción

AceroBusinessColombiaConstrucciónEconomíaVivienda

Advertencia de riesgos por altos precios del acero y el hierro en Colombia

AceroConstrucciónGobiernoInfraestructuraVías

La construcción del Puente Manzanares en Antioquia, alcanza un 95% de avance

AceroColombia

Volumen de exportación de hierro y acero colombiano cae un 23,4% en enero-febrero

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.