AceroMundo

Así era el acero con el que el Titanic se hundió

27.000 toneladas del mejor acero dulce de la época y hierro forjado hacían parte de la emblemática embarcación

15.000 trabajadores, 2.000 placas de acero de 3 metros de largo por 2 m de ancho y 3 millones de remaches, fueron necesarios para hacer uno de los barcos más famosos de la historia. El casco del navío se pintó de negro, para diferenciarlo de su hermano el Olympic.

El Titanic fue el segundo de los tres trasatlánticos de la clase Olympic, un nuevo tipo de barco de pasajeros cuyo concepto era en el tamaño, el espacio, el lujo y la comodidad. Diseñados y construidos sin reparar en gastos por los astilleros Harland & Wolff de Belfast para la naviera White Star Line, se esperaba que plantaran cara a los nuevos trasatlánticos de la Cunard, el Lusitania y el Mauretania.

El trágico final que hizo famoso al Titanic tuvo lugar el 14 de abril de 1912, en aguas internacionales cerca a Canadá. Si bien la versión oficial e incluso llevada al cine, da a entender que fue la alta velocidad de navegación en gélidas aguas inundadas con icebergs, las que cobraron la vida de 1514 pasajeros. La respuesta también está en uno sus materiales de elaboración, el acero. 

Acero de la época

Titanic en la astillería

El Titanic se construyó en 1912, durante un período de transición entre el uso de acero y el de hierro forjado en la construcción naval, por lo que ambos materiales se usaron en el barco.  Si bien el hierro forjado fue el primer material en el que se fabricaban los navíos modernos, la producción industrial de acero relegó rápidamente el pesado elemento.

Para la época, el acero dulce era el más usado en la construcción de los buques, pues su contenido en carbono superaba el 0,25%, por lo que el material no era muy frágil ni maleable. Sin embargo, tendía a corroerse rápidamente, por lo que el material requería un constante mantenimiento.

Los astilleros Harland & Wolff – fabricantes del Titanic – usaron 2.000 planchas de acero de 9 metros de largo por 1.8 metros de ancho; las más grandes podían alcanzar casi 11 metros de largo y pesaban 4.250 kilos. El espesor típico de las placas era de 2,5 centímetros. El barco se construyó antes de la invención de la soldadura, por lo que las placas se unieron con remaches. 

27.000 toneladas del mejor acero dulce de la época y hierro forjado hacían parte del armazón del Titanic. Los primeros se colocaron mediante remachadoras hidráulicas en un 60% del casco, en la zona media donde se consideraba que se darían las mayores tensiones y las placas estaban unidas entre sí por tres o cuatro filas de remaches. 

Los de hierro forjado fueron instalados manualmente cuadrillas de remachadores en el restante 40%, en las secciones de proa y popa, demasiado estrechas para las voluminosas remachadoras de la época, y las planchas estaban unidas mediante una doble fila de remaches.

Tras una expedición realizada en 1991, un equipo de científicos del Defence Research Establishment Atlantic y Canada Centre for Mineral and Energy Technology analizaron el acero del Titanic y descubrieron que las bajas temperaturas del agua afectaron de forma importante el acero, haciendo frágil.

El estudio determinó que ese acero a temperaturas por debajo de los 0 °C convertía el material en uno dúctil – frágil.

Una forma entender lo que pasó con estas láminas de acero, es imaginarse una barra de chocolate e intentar romperla a diferentes temperaturas. Cuando se calienta, el chocolate no se partirá de forma limpia, sino que se volverá flexible y se doblará antes de fracturarse.

También hallaron que las placas de acero tenían altos niveles de azufre y fósforo, componente que hacen aún más frágil el material. 

Los restos de la embarcación fueron hallados en 1985 y reposan a una profundidad de 3.784 metros en aguas internacionales, por lo que ningún Estado puede establecer su jurisdicción sobre el barco que está bajo protección de la Unesco.

Posts Relacionados
AceroConstrucciónEconomíaGobiernoVivienda

Presidente de Camacero se pronuncia sobre altos costos en materiales para la construcción

AceroBusinessColombiaConstrucciónEconomíaVivienda

Advertencia de riesgos por altos precios del acero y el hierro en Colombia

AceroConstrucciónGobiernoInfraestructuraVías

La construcción del Puente Manzanares en Antioquia, alcanza un 95% de avance

AceroColombia

Volumen de exportación de hierro y acero colombiano cae un 23,4% en enero-febrero

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.