AceroColombiaEconomíaInfraestructura

Incertidumbre económica en sector del acero y la infraestructura ante el Coronavirus.

Colombia y el mundo se encuentran afrontando una situación nunca vista, por lo que enfrentar a este enemigo invisible que llegó al país a finales del mes de febrero no será fácil para los rubros del acero y la construcción. 

El Gobierno Nacional ha tenido que tomar medidas drásticas lo cual ha cambiado la vida de los colombianos de forma radical en un período de apenas días.

A pesar que la decisión fue acertada según expertos consultados, esta pudo haberse evitado al aislar los vuelos que llegaran del exterior cuando a gritos se le pedía al Gobierno Nacional que cerrara el principal aeropuerto del país.

Si bien, ya no vale la pena “llorar sobre la leche derramada”, por los próximos días no parece que la vida vaya a volver a la normalidad, y tanto la economía del país como el sector se acomoda a esta nueva realidad en donde se volvió parte fundamental el trabajo a distancia y mantener una distancia social.

Esta nueva realidad en donde la incertidumbre rodea a la economía pues el buen año que se esperaba ya no se tendrá y algo que nunca nos imaginamos que fue caer en recesión, es un panorama que cada vez coge mas fuerza. Es claro el llamado como país a mantenernos unidos para entre todos, salir de esta.

Si bien todas las medidas tomadas por el país se hicieron buscando preservar la vida de los colombianos, y después de las mismas, el llamado a unión ha calado positivamente en el sector empresarial que ha juntado esfuerzos ayudar en la causa. 

“La Camara Colombiana del Acero ya advirtió que el sector tiene como máximo 2 meses de liquidez para mantener salarios”

No hay duda que en el aparato productivo del país, unos sectores mas que otros se verán gravemente afectados al ser industrias que necesitan de su talento humano para operar como lo es el caso de la construcción de obras civiles e infraestructura y por consiguiente, el de los materiales de construcción como lo es el acero. 

Es por lo cual, que gremios como la Camara Colombiana del Acero ya advirtió que el sector tiene como máximo 2 meses de liquidez para mantener salarios sin tener ningún ingreso por lo cual solicitó mediar urgentes que ayuden a preservar la liquidez como es el aplazamiento de pagos de Tributos Aduaneros.

A su vez, su par de la infraestructura, la CCI anunció que hay un riesgo de carácter financiero y tributario pues la situación actual y la resolución 471 de marzo que expidió el Ministerio de Transporte obliga a suspender obligaciones de los contratos de concesión, planes de obra, al igual que traslado de redes, gestiones prediales entre otras medidas más.

Es por lo mismo que empresarios de concesionarios viales y aeroportuarios, contratistas y en general a todo el sector de la infraestructura advierten el riesgo económico que implica un freno completo en su rubro además de no poder culminar proyectos lo cual implica atrasos y las dificultades financieras que eso genere con los inversionistas, la poca o nula movilidad en las carreteras del país además del hecho de no poder cobrar peaje hace que el re pago a los inversionistas extranjeros o la banca sea aún mas difícil.

De tal forma, el escenario no es bueno para el acero entendiendo la situación que enfrenta uno de sus principales clientes.

Si bien, dentro de las excepciones al aislamiento está estipulado la continuación de obras que por su estado de avance requieran acciones de reforzamiento estructural en el caso de la infraestructura como de obras civiles y que de igual manera en la última resolución del Ministerio de Transporte se permite mantener el mantenimiento de la infraestructura nacional, vale la pena resaltar que no dejan de ser casos muy específicos que no involucra volúmenes grandes de acero.

“Para el día de hoy todos los frentes de obra del país quedaron prácticamente quietos y en ese sentido, también el despacho del metal”

Es el caso de una que otra dovela de un viaducto que estaba en construcción o reforzar alguna pared de un túnel que requirió apenas de un par de días durante la primera semana del aislamiento para ser culminado.

Por lo cual, para el día de hoy todos los frentes de obra del país quedaron prácticamente quietos y en ese sentido, también el despacho del metal ya que de esa manera, en el caso de los mantenimientos, es mas común el uso de asfaltos, cemento y concreto. 

Situación que por su complejidad, hizo que la industria acerera decidiera cesar actividades es casi la totalidad de su operación dejando muy poca gente al frente del mantenimiento de equipos que por su naturaleza industrial y tal como lo permite el decreto, tienen que seguir operativos como lo es el caso del alto horno Elena de Acerías Paz del Río o las tinas de galvanizado con zinc de empresas como Acesco, Corpacero, Colmena, Almasa o Proalco. 

En ese sentido, empresas como Colmena y Acesco mantienen su fuerza comercial trabajando desde casa a la espera de atender necesidades especificas como tubería  mueble para infraestructura hospitalaria, hospitales de campaña o si se da el caso de construir un hospital modular en acero tal como lo hizo Wuhan, estas empresas también lo puedan suministrar. 

De resto, tanto las 5 siderúrgicas del país como los grandes comercializadores como G&J, Cyrgo y Steckerl entre muchos más, decidieron enviar a su personal a vacaciones colectivas dejando muy pocas personas de las áreas administrativas frente a temas de comercio exterior y cartera. 

Si bien, hasta el momento no se tienen cifras exactas de las afectaciones que traerán consigo el aislamiento tanto en el sector de la infraestructura como en  la industria del acero y mucho menos se han podido cuantificar los efectos negativos que las mismas tendrán para la economía nacional pues para ambos, es un camino nunca antes transitado, ambos sectores esperan que la pandemia se pueda controlar rápidamente y que el gobierno de forma oportuna facilite medidas económicas que le permitan a ambos sectores salir fortalecidos de esta crisis que nadie esperaba y que en menos de una semana, apagó el aparato industrial colombiano. 

Posts Relacionados
ConstrucciónEconomíaEmpresasOpiniónVíasVivienda

Planeamiento de Bogotá, Parte II

ColombiaEconomíaEmpresasNegociosVivienda

Muebles Jamar anuncia expansión nacional e internacional

AceroConstrucciónEconomíaGobiernoVivienda

Presidente de Camacero se pronuncia sobre altos costos en materiales para la construcción

BusinessColombiaConstrucciónEconomíaInfraestructuraLOGÍSTICATransporte masivoVías

Bogotá, la segunda ‘ciudad del futuro’ en América Latina: Financial Times

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.