Construcción de nuevo aeropuerto de México es cancelada oficialmente

Construcción de nuevo aeropuerto de México es cancelada oficialmente

El pasado viernes el gobierno de México, en cabeza de su presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), anunció que el NAIM queda cancelado definitivamente.

El nuevo aeropuerto el cual era una de las principales obras de infraestructura del anterior gobierno,  se perfilaba como el segundo terminal aéreo más grande del mundo. Se estaba desarrollando a 10 kilómetros del Aeropuerto Internacional Benito Juárez, tendría una inversión aproximada de $ 285.000.000, contaría con seis pistas paralelas con 5 kilómetros de largo y 60 metros de ancho, un viaducto elevado de 1.5 kilómetros, cinco plataformas para variados usos como áreas comerciales embarque, satélite, mantenimiento y cargo, una torre de control con 12 aisladores sísmicos y 90 metros de altura.

La decisión definitiva se tomo tras haber llegado a un acuerdo en la negociación para la compra de bonos por $ 1.800 millones de dólares.

Tras esta decisión la construcción de la obra se irá frenando progresivamente durante seis meses. Tiempo durante el cual se terminen los trabajos que contribuyan a la conservación del 30% que ya se encontraba construido y el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) cancele los contratos a las empresas contratistas. Tales como Carso Infraestructura, GIA + A, ICA, Hermes, Prodemex, Coconal, Aldesa y Sacyr.

Ahora bien teniendo en cuenta la necesidad de una nueva terminal aérea, la propuesta de AMLO “Aeropuerto Internacional Santa Lucía”, para reemplazar el NAIM consiste en la construcción de dos pistas; de 5,1 km y 4.6 km, un edificio terminal con 33 posiciones y una torre de control. Lo anterior ubicado en la base militar de Santa Lucía, el cual estará conectado por un tren rápido con el aeropuerto Internacional Benito Juárez.