Benjamin Schmulson, Camacero apoya el modelo económico del país

DestacadoOpinion2InfoaceroEd02Camacero es la única agremiación que tiene como objetivo la promoción del libre comercio en el país. Que los medios de producción estén en manos privadas. Y es precisamente el libre comercio el que puede garantizarle a la sociedad el uso eficiente de sus escasos recursos. ¿Qué producir?, ¿cuánto producir?, ¿cómo producir? y ¿Cómo distribuir? es la gran incógnita económica que toda sociedad debe resolver.

En Colombia se optó por dejar estas decisiones a las fuerzas del mercado en el que libremente concurren oferentes y consumidores y cada uno, con su voto libre, cada vez que compra algo, determina y decide el qué, cuánto, cómo y a quién le llegan los productos. El libre comercio es sinónimo de libre competencia; de empresa privada; de autodeterminación individual; de libertades individuales; de democracia; de recursos económicos y factores de producción en manos privadas; de NO a los oligopolios; de NO a los monopolios; de NO a la concentración de poderes; de libertades políticas; de libertades sociales.

El libre comercio es una condición necesaria para la democracia. Hoy todos apostamos por la paz en Colombia. Hoy a todos nos preocupa que este modelo económico no se discuta en La Habana. Pero sorprende ver que no es allí en donde se discute nuestro modelo democrático y de empresa privada, sino que es aquí en Colombia misma, en donde empresarios insisten en prerrogativas no propias de nuestro modelo.

Piden de los gobiernos protecciones de la competencia local e internacional. Sea ésta arancelaria o no arancelaria. Empresarios que le dicen a nuestro Gobierno que los proteja a ELLOS a costa de los Consumidores. Empresarios que lo que buscan son rentas oligopólicas y transferencia de riqueza de los sectores más pobres hacia ellos. Se amparan en solicitudes al estilo ‘Robin Hood’, que defienda a los consumidores de productos que no cumplen normas, cuando en realidad lo que buscan es callar a la competencia, sin percatarse de que así, vocean el cambio de modelo económico, pues al abusar del consumidor, este algún día se nos devuelve, apasionado, avasallado por los oligopolios y mafias de poderosos, impotente, y sin darnos cuenta, se ‘suicida’ y terminamos eligiendo, democráticamente, al próximo dictador.

Empresarios, no juguemos con fuego. Respetemos al colombiano consumidor. Busque la preferencia con buen servicio, productos de calidad, uso eficiente de sus recursos que le permitan precios que compitan; y si no lo logra, no piense que su problema es el vecino; sepa que el mercado, que es la mano invisible está diciéndole: intente nuevamente, e incluso considere usar sus recursos en otra parte en donde le renten mejor y le deseo éxito. Pero no abuse del consumidor amparándose en salvaguardas, aranceles, normas técnicas a los textiles, zapatos, acero, normas de chatarrizaciones y tablas de fletes, por citar casos recientes. Camacero es la única agremiación del país, que promueve estos valores de libre comercio y empresa, pensando en el presente y futuro de nuestro país. Si usted comparte estos valores, inscríbase hoy. ¡Lo esperamos!

Por: 

Benjamin Schmulson Steckerl
Steckerl Aceros
Gerente General
Galapa, Atlántico

 

LogoOpinion2

Fundada en 1941. Ofrece al mercado colombiano productos de acero al carbón en Planchas, laminas HR, CR y Galvanizadas, Vigas, Canales, Ángulos, Platinas; aceros de refuerzo en barras figuradas, fabricacion de mallas electrosoldadas; aceros inoxidables en laminas bajo marca INOXCENTER. 

Sucursales: Bogotá, Cali, Medellín, Cartagena, Bucaramanga, Neiva, Ibague, Armenia, Pereira, Manizales y principal en Barranquilla, donde cuenta con Centro de Servicios para el primer paso de fabricación (Rolado de vigas, láminas, plegado láminas, corte láminas por cizalla, plasma y oxicorte CNC). División de negocios Steckerl Cranes, dedicada al suministro, montaje y mantenimiento de Puentes Grúas y Polipastos.