Conversando con

Brigadier General Juan Buitrago, Director General Policía Fiscal y Aduanera

El General Juan Buitrago director de la POLFA habló con Infoacero sobre el trabajo realizado por
la organización, el apoyo de Camacero, los proyectos para este año, entre otros.

¿Cuáles fueron los resultados del trabajo de la POLFA referente al sector acero en 2018?

A lo largo de 2018 en 123 acciones de control se incautaron 803.199 kilogramos de materia prima.
La cuales ascienden a un costo de 809.000 millones de pesos.
Ahora bien en lo referente a manufactura se incautaron 2.759.723 unidades de productos
terminados. Con un costo estimado de 3.070 millones de pesos según el avalúo de la DIAN y entre
9.000 y 12.000 millones de pesos en costo comercial.

¿Cuáles son las sanciones a las cuales se atienen los empresarios que compren acero de
contrabando y de igual manera cuales son las consecuencias para los contrabandistas?

Dentro de las faltas que incurren las personas que participan da esta actividad se encuentran
concierto para delinquir con una pena de 4 a 12 años, contrabando con una pena de 4 a 8 años y
favorecimiento al contrabajo con una pena de 3 a 6 años. Sumado a esto se tiene que las empresas que incurran en contrabando pueden ser objeto de la cancelación de su razón social y extinción de dominio.

¿De qué manera el apoyo brindado por Camacero ha contribuido para el trabajo realizado por la POLFA en lo referente a la lucha contra el contrabando de acero en 2018?

Desde el año pasado el estrechar nuestras relaciones, nos permitió definir una hoja de ruta
importante que ha dejado un balance altamente positivo. Es así como definimos una mesa
operativa que se ha reunido durante ocho veces en lo corrido del 2018, las cuales nos permitieron
intercambiar más de 50 elementos de información sobre empresas que eventualmente estarían
involucradas en competencia desleal, informalidad y especialmente en contrabando. Es así como
se hicieron las perfilaciones correspondientes, las visitas tributarias y aduaneras. Las cuales nos
permitieron arrojar resultados del punto de vista de asegurarnos si había o no empresas
vinculadas con la actividad del contrabando y también incautar un volumen importante de acero
que no cumplía con los requisitos establecidos.

¿En comparación con 2018, cómo ven el panorama para este año en lo referente al contrabando de acero?

Si comparamos los resultados del 2017 con los del 2018 encontramos una reducción del 29% en aprensiones, en cuanto a hierro y acero que ingresó de contrabando. Pero tenemos un 895% de incremento en manufactura de productos derivados de estos materiales, lo que significa que las actividades de control realizadas por la POLFA en coordinación con la DIAN se vienen incrementando de manera importante.

A finales del año pasado se realizó la gran operación “Gavilanes”, que permitió capturar 5 personas en la ciudad de Cúcuta. Las cuales estuvieron involucradas en el ingreso de hierro y acero de contrabando avaluado en cerca de 1.000 millones de pesos. Lo anterior precisamente como resultado de esa buena cooperación entre Camacero y la POLFA.

Para este año la estrategia es fortalecer 5 iniciativas, dentro de las cuales se encuentran la lucha
contra la corrupción, la desarticulación de las grandes estructuras con mayor inteligencia; es decir
seguir atacando los eslabones más fuertes del sistema de economía criminal, el trabajo cooperativo con la empresa privada, promoción de la cultura de la legalidad y los puestos de control articulado; donde intervienen fuerzas militares – policía nacional – DIAN, permitiendo tener un mayor control sobre los pasos ilegales fronterizos.

¿Se puede considerar que Venezuela es el principal país desde donde ingresa acero de manera ilegal?

Si hablamos de contrabando abierto, es decir el que ingresa por los pasos fronterizos no autorizados, sin duda alguna Venezuela es el principal país de origen de este material y el resultado se evidencia en las incautaciones, así como en las estructuras desarticuladas que ha liderado la POLFA en el último año.

Pero también tenemos el contrabando técnico que procede especialmente de la región asiática y que llega a nuestro país por la modalidad de triangulación de México y Panamá, resultado precisamente del cambio de origen arancelario; la cual es la estrategia que utilizan las bandas de contrabando para desviar la atención de las autoridades.

¿Cuál es la principal complicación que genera dentro del territorio nacional el ingreso y el uso del acero de contrabando?

Sin duda alguna el contrabando afecta la economía del país desde diferentes ámbitos como lo son
los sectores productivos del país, el empleo de los colombianos, la salud, la educación, la cultura y
el deporte. Lo anterior disminuyendo las rentas departamentales cuando se trata de recaudar
estos impuestos para fortalecer los programas de tipo educativo y social.

Por esto la estrategia del Presidente como lo ha venido planteando es golpear de manera estructural el contrabando técnico especialmente, que le genera un costo al país de 5.000 millones de dólares y de los cuales cerca de 4.500 pertenece a los sectores más afectados de la economía como lo son confecciones textiles, pero también podemos hablar del acero y del hierro. Hablando un poco más del funcionamiento interno de la POLFA,

¿Qué significó para la institución que lo hubieran ratificado en el cargo de director de la institución?

Este fue un voto de confianza del gobierno nacional y del alto mando policial, que básicamente se
fundamenta en los resultados operacionales demostrados el año pasado. Lo anterior teniendo en cuenta que venimos replanteando la estrategia en la lucha contra el contrabando, por eso nos fijamos unos propósitos en la lucha frontal contra la corrupción logrando importantes resultados. Nos fijamos en desarticular las estructuras, aumentando de 23 bandas desarticuladas en el 2017 a 47 en 2018 y de 120 capturas aumentamos a 248 integrantes de las estructuras organizadas de contrabando.

Además de esto, revolucionamos la lucha contra el contrabando incursionando de manera frontal
en la extinción de dominio, es decir aplicando la ley anticontrabando creada en el 2015 y que nos dio herramientas para ser mucho más efectivos en quitarles la plata y los bienes a los contrabandistas. Es así como del 2017 al 2018 pasamos de ocupar 124 bienes a 424. Adicionalmente se han intervenido centros comerciales enteros, en los cuales pudimos encontrar manufactura de hierro y acero que fueron incautadas y gracias a lo cual se pudo iniciar procesos no solamente de judicialización contra personas sino también de extinción de dominio.

El año pasado con el apoyo de Camacero, se inició un proceso de capacitaciones para que los oficiales estén en la capacidad de identificar acero de calidad en los puntos fronterizos ¿se va a continuar con esta iniciativa?

Ahí queremos agradecer el apoyo que nos ha brindado la Cámara Colombiana del Acero con el
tema de las capacitaciones. Sumado a esto el gran anuncio es que vamos a crear el Centro
Integrado Permanente Policial Anticontrabando (CIPA), el cual va a estar conformado por un sistema de información central “Perseo” en el cual se articulan todas las bases de datos permitiendo conectar y articular toda la información en la lucha contra el contrabando. Finalmente le agradecemos a Camacero por creer en la POLFA, por su confianza y por querer trabajar de manera directa con nosotros. Creo que los resultados del año pasado fueron categóricos y sin duda este año se nos presenta una muy buena oportunidad para seguir en esa autopista de la legalidad, que permitirá a los buenos estar en la misma orilla y unir esfuerzos para atacar la competencia desleal, la informalidad, el contrabando y todas las mafias que tanto afectan la economía y el empleo de los colombianos.

Posts Relacionados
Conversando conEntrevistas

Conversando con Francisco Leal

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *