Acero: En qué estamos y hacia dónde queremos ir

Por Juan Pablo Silva 

El anuncio

El presidente de EE.UU, anunció que a partir de abril todo tipo de acero, ingresado al país, tendría que pagar 25% de sobre arancel, la medida fue también extensiva al aluminio, con un gravamen del 10%. Esto cumpliento en parte con algunas de sus propuestas proteccionistas, empleadas en campaña para llegar a la Casa Blanca. La medida busca un poco, fortalecer la industria siderúrgica local, así como también las empresas aguas abajo.

Todo bajo el supuesto que, colocando aranceles transversales a los productos de acero, las fábricas locales harán cuantiosas inversiones y generarán la sustitución de importación en al menos 5 años; de esta forma el sobre arancele tendría que durar toda la puesta en marcha de la nueva capacidad.

Implicancias

La primera implicancia directa sobre esta medida, recae en la industria usuaria de acero y aluminio; típicamente, la línea blanca, automotriz, envases de cervezas y bebidas.  Produciendo una fuerte alza en los costos de producción, generando que la situación se torne casi insostenible. De hecho empresas como Electrolux, han paralizado inversiones luego de la medida.

También hay implicancias directas dentro de la industria en lo que se refiere a la laminación, esto es, empresas que importan palanquillas y\o planchones, para  producir acero. Entonces siendo bien específico y riguroso, la medida sólo favorece a la industria siderúrgica local integrada. Porque, la importación de planchones y palanquillas también es gravada con el 25%.

El déficit comercial

Bajando un poco más en las profundidades del pensamiento (digamos 6 metros), el presidente Trump observa que EE.UU, tiene un serio problema de déficit comercial, probablemente con todos los países es negativo y más encima por separado. En este contexto, Trump culpa un poco a los chinos por la manipulación de su moneda, y los subsidios a empresas.

De esta forma según Trump el déficit comercial generó un daño importante en la clásica industria Estadounidense, a la cual quiere volver el presidente norteamericano. Algo así como volver a sus inicios, a Radiador Springs, de la película cars.

Con la idea de volver, a  hacer grande “Radiador Springs”, Trump se propone hacer importantes rebajas en los impuestos corporativos, esto para dar un gran salto en la inversión de activos fijos. Esta gran inversión generaría nuevos empleos y aumentaria los salarios. Cabe  señalar que este sería un proceso largo, teniendo en cuenta todo el tiempo que toma generar una industria nueva.

Pero hay temas que probablemente, se han visto rápido o se han evadido, ¿qué pasa con las empresas o industrias que tienen algún grado de monopolio?, ¿ qué incentivo tiene en aumentar la cantidad ? , todo lo contrario utilizará esos recursos para consolidar su posición de dominio. Probablemente es sólo un slogan eso volver a hacer grande EE.UU, hay algo oculto detrás de eso.

El Juego: equilibrio de Nash, colocar la otra mejilla

La colocación de las tarifas por parte de EE.UU, en teoría de juegos, se llama la “ventaja del primer movimiento”, esto plantea una respuesta por parte de los países afectados por la medida. Los principales países afectados son los socios históricos de EE.UU; Japón, Corea del Sur, Canadá, la UE, Brasil y Turquía.

China

Por ahora, un poco al margen de la polémica, las exportaciones a EE.UU, son apenas 740 mil al año, equivalente al 2% del total importado. Las preocupaciones económicas de China, van dirigidas a combatir el exceso de capacidad industrial y el sobre apalancamiento de las empresas, personas y gobiernos locales. Además, de una declarada guerra a la contaminación.

Junto con eso, el presidente Xi Jinping probablemente haga las reformas necesarias, para que su puesto sea de carácter “indefinido”.

Hacía dónde queremos ir

Pienso que esa pregunta por ahora es fácil de contestar, y un poco los chinos nos han dado las luces. Queremos mejorar las condiciones de intercambio de los países y las personas. Y para eso se necesita invertir en infraestructura, y el acero es el componente principal. El presidente Trump, está preocupado de que el acero sea Americano, pero él tendría que preocuparse en qué es lo quiere conectar. Por su parte, el presidente Xi Jipping quiere construir “One Bet One Road”, una carretera entre Beijing y Madrid. Finalmente pienso que el presidente Trump, está pegado en el cómo y no el porqué.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *