La chatarra, insumo vital para el sector siderúrgico colombiano

disposal-1846033_640

El 80% del acero crudo que produce Colombia se procesa en hornos eléctricos que reciclan chatarra de acero en nuevo acero. Esta circunstancia hace que la chatarra de acero se convierta en el principal insumo del negocio siderúrgico colombiano. El 75% de las materias primas utilizadas por las siderúrgicas semintegradas, corresponden a chatarra. El grueso de la chatarra que compra y consume el sector es de origen local.

La chatarra de acero, o ferrosa, proviene del desguazamiento de vehículos, máquinas y barcos o de rieles, ángulos, perfiles, rines, láminas de piso, canecas, alambres, estufas, neveras, calentadores y tubería de muebles. Las principales fuentes de abastecimiento de chatarra ferrosa son la industria en general, los empaques de alimentos, el sector automotor y los hogares.

La chatarra  involucra pequeños recicladores, grandes depósitos y finalmente al sector siderúrgico.  Las empresas siderúrgicas son entidades autorizadas por el Ministerio de Transporte en el proceso de desintegración física de vehículos de servicio público, particular, oficial, especial y de carga, en todo el territorio colombiano.

El comercio de chatarra es un negocio que mueve al año cerca de un billón de pesos. En 2015 -último año con información disponible- la industria colombiana compró más de un millón 120 mil  toneladas de chatarra de acero, por un valor de 735 mil millones de pesos, sin incluir impuestos indirectos. Para ese mismo año, el país exportó 18 millones de dólares e importó 7.5 millones de dólares. El sector siderúrgico es el mayor comprador de chatarra, con un 93% de las compras hechas por la industria colombiana.  

CHATARRA DE ACERO

COMPRAS, EXPORTACIONES E IMPORTACIONES

VOLÚMENES Y VALOR

AÑOS

COMPRAS

EXP

IMP

COMPRAS

EXP

IMP

 

TON

TON

TON

COP MILL

USD MILL

USD MILL

2006

917.376

11.067

210.183

411.474

23,5

52,1

2007

670.813

12.292

206.319

346.332

36,6

62,5

2008

1.082.778

28.377

152.818

504.524

34,4

70,4

2009

816.710

48.863

12.537

340.171

20,5

2,9

2010

989.382

91.928

11.356

535.514

50,1

2,8

2011

970.614

106.948

15.445

633.018

61,1

3,5

2012

962.505

62.672

75.658

571.708

40,3

21,5

2013

957.526

76.448

83.413

558.759

39,5

12,0

2014

962.245

64.217

13.783

566.377

33,1

4,5

2015

1.128.886

33.619

45.348

735.197

18,3

13,0

2016

ND

26.781

39.948

ND

14,2

7,5

FUENTE: www.losdatos.com con base en DANE y DIAN

 

En 2016, el país importó 39 mil 900 toneladas de chatarra de acero, mientras que exportó 26 mil 781 toneladas. La exportación de chatarra es un negocio en entredicho, ya que son innumerables los casos de contrabando, exportaciones ficticias, evasión de impuestos y lavado de dinero que se han presentado con este insumo. Los diferenciales de precios son exagerados; por ejemplo, en 2016, mientras una tonelada de chatarra de acero se importaba a 187 dólares, el precio de exportación era de 528 dólares.