Hilton Santa Marta

proyectos_5_interna

Santa Marta no tiene nada qué envidiarle a las grandes ciudades turísticas. La capital del Magdalena cada vez gana más nivel en cuanto a facilidades turísticas, número de vuelos que la conectan con el resto del mundo, variedad gastronómica y oferta hotelera.

Por ello ha sido lugar predilecto de los colombianos para hacer turismo, inclusive por encima de Cartagena. Santa Marta se está volviendo cada vez más en un destino turístico de talla internacional y desde hace unos años, con la llegada de los cruceros, también desembarcaron las grandes cadenas hoteleras como el Hilton.

Felipe Gámez Arquitectos es la firma que se ganó la confianza de la familia Hilton para construir y desarrollar sus proyectos hoteleros en nuestro país, y luego de Bogotá, le llegó la hora a la capital del Magdalena. Según Gámez, el proyecto está pensado para alojar a más de 400 huéspedes en 261 habitaciones, en una torre de 17 pisos.

“Al estar dentro del complejo Irotama, nos permite tener más de un kilómetro de corredor verde y playa; definitivamente estamos en la mejor zona del Caribe”, menciona el arquitecto Gámez, que este año suma más de 25 años de experiencia en el sector.

Entre muchas facilidades con las que se podrá encontrar el huésped, están, un ‘sky bar’ con piscina, desde donde podrá divisar la imponente Sierra Nevada y el mar a la vez; un auditorio con capacidad para más de 400 personas; un café Devotion, entre palmeras, que estará situado en el centro del edificio y que podrá ser divisado desde los 17 pisos de hotel y una piscina voladiza que, según palabras de Gámez, será muy parecida a las que uno encuentra en hoteles de lujo en Singapur o Estados Unidos.

El que será el cuarto Hilton construido en nuestro país, estará listo en 16 meses y para ese entonces habrá utilizado más de 3.000 toneladas de acero de refuerzo para concreto. El proyecto, además de ser un gran generador de empleo pues necesitara más de 250 directos y casi el doble indirectos, piensa en el bien de la ciudadanía al ser consciente del problema que vive la ciudad en cuanto al suministro de agua; Gámez afirma que piensa liderar, junto con sus vecinos, la construcción de una planta de desalinización de agua que proveerá de este insumo vital la zona hotelera de ‘Pozos Colorados’.