Ferrópolis, la ciudad de hierro alemana.

 

04_04_Destino

 

Esta es una ciudad de retos. El primero, al conocer Gräfenhainichen, es lograr pronunciar su nombre sin dificultad. El segundo, es descubrir el encanto de este apacible lugar con detalles -como su ubicación o su historia- que permitan  sentirse un poco más cerca de todo lo que la tiene para contar. Es uno de esos lugares en el mundo que no son tan conocidos, pero en los que pasan cosas, cosas que muchos no imaginan que pueden suceder.

 

Gräfenhainichen está ubicada en el distrito de Wittenberg, estado de Sajonia-Anhalt, en el nororiente de Alemania. La información de sus orígenes se remonta a algunos documentos que datan del año 1454, y que, en ese momento ‘confirmaban sus derechos como ciudad’.  

 

El tercer reto es, por qué no, ir y disfrutar cómo en medio de la tranquilidad y la natural belleza de Gräfenhainichen, se erige uno de los lugares más llamativos para los amantes del metal: Ferrópolis, o ‘la ciudad de hierro’. Es un museo a cielo abierto conformado por inmensas y antiguas máquinas industriales, construidas y usadas a mediados del Siglo XX. Estas estructuras pueden alcanzar los 30 metros de altura, más de 100 metros de largo y pesar hasta 2 mil toneladas.

 

Ferrópolis ha alcanzado su esplendor turístico porque precisamente su inusual paisaje es escenario de muchos festivales musicales europeos y locales -desde ópera hasta rock- entre los que sobresalen el Splash Festival, Derretir Festival y ‘Ferropolis in Flammen’.

 

El museo creado en 1995, se integró en 2005 a la Ruta Europea del Patrimonio Industrial y fue construido en lo que era una antigua mina abandonada: Golpa-Nord, clausurada en los años 90. En ella quedaron los fósiles de cinco gigantescos dinosaurios con la forma de máquinas industriales, ya fuera de servicio. En total, se estima que en este lugar hay 70 mil toneladas de historia industrial.

 

Acabada la labor de extracción de lignito, hoy Ferrópolis es descrito por algunos medios como “un escenario de película postapocalíptica, al estilo Mad Max”, en la que se pueden contemplar excavadoras y grúas bautizadas como Gemini, Mad Max, Medusa, Big Wheel y Mosquito. Que reciben aproximadamente 150 mil visitantes al año, incluidos los asistentes a los festivales y los turistas.

 

El precio de alquiler del espacio es variable; por un día arranca en 6,000 €. El auditorio que alberga a los artistas en cada festival fue terminado en el año 2000, y en el que  han actuado agrupaciones de la tala de Metallica.

 

*Para viajar a Gräfenhainichen puede usar aerolíneas como Air europa o United Airlines, con escala en Fráncfort, Francia. Tiene un valor promedio de $3.500.000

Melt!-Festival Ferropolis/Gräfenhainichen

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *