Entrevista con Marcela Mejía, gerente general de Siderúrgica del Occidente SIDOC

Marcela Mejía 

 

¿Cómo son sus inicios en la industria del acero ?

 Yo inicie a trabajar en Sidoc en enero de 1989 como estudiante en práctica, acababa de terminar mi carrera de Ingeniería de Sistemas en la Universidad Javeriana de Cali, y me pareció la mejor opción entrar a una empresa que tenía un año de creada y en la que estaba todo por hacer.

¿Cuál ha sido el mayor reto al tomar la presidencia de SIDOC ?

 Asumí la gerencia general de Sidoc en el año 2010 después de haber pasado por las diferentes áreas de la organización. Mi mayor reto era enfrentar las decisiones de crecimiento estratégico de la compañía pues teníamos claro que ya habíamos llevado la planta a su máximo de capacidad instalada y de productividad y que ya no teníamos posibilidades de seguir creciendo.

¿Cómo ha sido el proceso y cómo ha sentido la siderúrgica y su personal el cambio  desde que Maurice Armitage cambió la gerencia de la misma por la administración de Cali?

Como ustedes saben con el crecimiento de Sidoc se hicieron inversiones en otras compañías y se conformó una holding que hoy está compuesto por un ingenio, una empresa agrícola y una participación importante en una cementera. Por tal motivo don Maurice Armitage dejó la gerencia de Sidoc hace 7 años y pasó a la presidencia de la junta desde donde, además, dirigió el montaje y puesta en marcha del Ingenio. Adicionalmente, con la firme intención de seguir aportándole a su ciudad, ahora desde la administración pública, asumió la alcaldía de Cali hace dos años. Para los más de 700 trabajadores de Sidoc el cambio de gerencia ha sido transparente ya que la cultura organizacional y el ADN de la organización han seguido siempre iguales, basados en los mismos valores de respeto y en el lema de trabajar duro y ser buenas personas.

 ¿Dadas las necesidades de infraestructura que presenta el país, cómo esperan estar a la altura de estas?

Con la adquisición de la nueva planta hemos logrado no solo un importante crecimiento en volumen sino además ampliar nuestro portafolio de productos. En los trenes de laminación de la planta anterior no producíamos acero en rollos ni alambrón. También contamos con a una moderna planta de producción de malla electrosoldada y una planta de figuración con mayor capacidad y mejor tecnología.

Además, nuestra nueva planta ya cuenta con certificación de sistema de gestión y todos nuestros productos están certificados con sello de calidad y reglamento técnico por Icontec. De esta manera estamos seguros que estaremos a la altura de las necesidades del País, especialmente del Sur Occidente, para atender las necesidades de acero estructural en vivienda, edificaciones y las grandes obras de infraestructura.

¿Cuáles son las expectativas tras la modernización de la planta de Yumbo?

Dentro de los activos que compramos se encuentra un tren continuo de laminación Pomini que es uno de los mejores del país, así como otro tren que estaba parado hace varios años y que estamos modernizando para ponerlo en marcha en enero del 2.018. También estamos montando puente grúas de mayor capacidad en la acería para mejorar el indicador de acero líquido por colada y una segunda fragmentadora de chatarra para optimizar la preparación de la materia prima.

portada_fs

¿Qué medidas están tomado para contrarrestar la baja demanda de acero en el país?

En la medida en que tenemos un mejor portafolio de productos podemos llegar a diferentes segmentos de mercado.

¿Cuál fue la principal motivación para realizar la compra de Sidelpa?

En la planta anterior ya teníamos muchas limitaciones de espacio físico, que nos habían obligado a adquirir varios predios alrededor de la zona industrial de Acopi para procesos de laminación y procesos de apoyo como almacenamiento de materias primas e insumos y talleres para el parque automotor. Todo esto nos representaba mayores costos de logística y pocas posibilidades de crecer así que ya se había tomado la decisión de establecer un plan de expansión a corto plazo cuando se presentó la opción de adquirir los activos de la planta de Diaco Yumbo.

¿En qué condiciones reciben ustedes esta planta? (Nivel de tecnología, deuda, productividad)

Como es lógico la planta estaba bastante descuidada pues este tipo de industrias requiere de una inversión permanente en mantenimiento y el grupo Gerdau ya habían tomado la decisión de venderla.    

¿La compra de Sidelpa ha cubierto las expectativas generadas al momento de su adquisición?

Yo considero que si, ha sido un proceso un poco complicado, pero afortunadamente contamos con el compromiso de nuestro equipo humano que es nuestro mayor activo y hemos logrado en muy corto tiempo sacar adelante este proyecto. Hoy la planta está trabajando muy bien y lo más importante hemos logrado eficiencias que nos han permitido disminuir los costos de producción para poder competir con el acero importado que entra país a precios muy bajos.

¿Desde hace cuanto tiempo venían pensando en hacer esta adquisición?

El proceso de negociación de la compra de los activos duró cerca de un año y se concretó con la aprobación de la SIC en noviembre del 2016.

¿Esta operación se da por la compra de los dominicanos del 50% de Gerdau Diaco y su afán de reorganizar las operaciones de esta empresa en el país o se debió a un interés de SIDOC?

La única información que tengo al respecto es que el grupo Gerdau consideraba que esta planta no era estratégica para su operación en Colombia ya que está ubicada muy lejos de sus otras unidades y por tanto les ofrecía muy pocas sinergias operacionales.

portada_sm

 Sabemos que recién adquirida la planta de Sidelpa, esta sufrió daños debido a una explosión. Cuéntenos en qué consistió este trágico hecho.

 Efectivamente en el mes de febrero, cuando acabábamos de poner en marcha la acería hubo una explosión por choque térmico al voltear una cuba de escoria sobre un    pequeño charco de agua, fue un error humano del operario que desafortunadamente no siguió el procedimiento de verificación.

 ¿Esto afectó los tiempos programados para su puesta en marcha?

 Como la explosión fue en la nave de almacenamiento de escoria el horno eléctrico los demás los equipos no sufrieron ningún daño, solo estuvimos parados 5 días  mientras reconstruimos el techo que se había volado por la onda explosiva.

 Tenemos entendido que esta planta era un dolor de cabeza para Diaco ya que era poco productiva y además tenía un problema con la escoria del horno y debido a esto,  había sido cerrada en periodos anteriores. ¿Cómo lograron ustedes solventar el problema y ponerla a funcionar?

No estoy enterada de los problemas que tuvo Diaco pero la verdad es que con la experiencia de 30 años en este tipo de plantas y los excelentes indicadores de productividad que habíamos alcanzado en la planta anterior aun con tantas limitaciones de espacio (32.000 mts2 vs más de 180.000 mts2 de la nueva planta) y con menos tecnología no nos ha sido difícil ir mejorando cada día.  Tenemos un excelente equipo técnico que ha asumido el reto como propio.

¿Como funciona hoy día SIDOC con las dos plantas? ¿Se repartieron los procesos o en ambas se funde y se lamina?

En este momento no tenemos la suficiente materia prima para operar las dos acerías y como la planta nueva está en nivel de tensión 4 lo que representa un diferencial de más de $35 por KW/H, estamos produciendo el acero líquido en la planta 2.  Sin embargo, tenemos trabajando un tren de cada planta mientras arrancamos el segundo tren de planta 2, que estará listo en enero del próximo año. La idea es tener operativas ambas plantas para que cuando se reactive la demanda podamos importar chatarra o palanquilla y poner a funcionar ambas plantas.

Cambiando de tema ¿Qué medidas están tomando para hacer frente a la fuerte competencia asiática en lo referente a la importación de material a precios bajos?

El problema de China es muy complicado, por más eficientes que seamos es difícil para la industria nacional competir en condiciones de competencia desleal como contrabando técnico y dumping. La industria nacional está comprometida con Colombia y viene haciendo grandes inversiones para suministrar acero de la mejor calidad por eso necesitamos contar con reglas de juego claras pues sólo así se justifica seguir invirtiendo y generando empleo en el país. Cabe destacar el trabajo que tanto la SIC como la DIAN e ICONTEC están haciendo al respecto.

¿Cómo va el proceso de expansión hacia el sur-occidente del país, teniendo en cuenta que SIDOC busca posicionarse como líder del mercado en esta región?

La visión de Sidoc siempre ha sido ser líder en el mercado del sur occidente y con mayor razón ahora con la adquisición de la nueva planta que nos permitió completar nuestro portafolio de productos.

¿Teniendo en cuenta la situación actual del mercado, tienen algún proyecto de expansión a nivel internacional?

La cercanía de nuestra planta a Buenaventura nos brinda una muy buena posibilidad de exportar nuestros productos y con mayor razón en estos momentos donde los precios internos están muy por debajo de los de los precios de los países vecinos como Ecuador, Perú, Argentina, Mexico…

¿En qué consiste la apuesta que le están haciendo a los aceros especiales?

En el país ya no hay producción de aceros especiales y la tecnología que tenemos en nuestras dos plantas nos permite producirlos. Son productos que se venden mucho mejor que el acero para concreto y con una demanda creciente.

¿Cómo ha evolucionado el proyecto  ‘’La tienda del acero”?

Las tiendas del acero han sido una importante apuesta de servicio y acercamiento a nuestros clientes, como su nombre lo indica son “tiendas de barrio” en productos de construcción. Hoy en día no solo venden acero y cemento sino también otros productos para la construcción y la cerrajería, como: lámina, tubería, pintura, estuco etc

Para terminar ¿De qué manera su programa de Responsabilidad Social Empresarial aporta al crecimiento de la región?

Sidoc es una empresa que se ha distinguido por su responsabilidad social no solo interna con nuestros trabajadores sino con la comunidad. Desde el año 2005 contamos con la Fundación SIDOC que es una organización sin ánimo de lucro quien de la mano de dos organizaciones de base comunitaria en el barrio Siloé de la ciudad de Cali construyen el programa Siloé Visible, una iniciativa que busca aportar a procesos de inclusión social, económica y personal de los habitantes de este territorio. Desde el 2008 la fundación viene ejecutando proyectos en las dimensiones: recuperación de espacios urbanos, inclusión social, inclusión económica, urbana e inclusión personal.

Una de la lineación de acción de la fundación, está en el desarrollo de habilidades sociales, emocionales y cognitivas para la prevención de las violencias y la construcción de una cultura de paz por medio de la música y el deporte. Para el logro de este objetivo en la actualidad se desarrollan los proyectos “Fútbol para la Esperanza” (en el cual participan 450 niños, niñas, adolescentes y jóvenes de la Comuna 20 – apoyo BID, FIFA, COCACOLA),“Tambores de Siloé” (200 niños, niñas, adolescentes y jóvenes) y La Orquesta Sinfónica de Siloé (del cual hacen parte 100 personas).

 En esta línea trabajamos el arte y el fútbol como una herramienta para el desarrollo de habilidades sociales, emocionales y cognitivas que permiten a los niños, niñas y jóvenes tener una mejor imagen integrada de sí mismas, producto del reconocimiento de su historia y la construcción de un proyecto de vida.

 Actualmente beneficiamos 950 niños, niñas y jóvenes en tres proyectos:

Fútbol para la Esperanza: busca no solo prevenir la violencia y el peligro en las calles a través de la práctica del fútbol, sino además reducir la desescolarización en la zona, recuperar espacios urbanos para la práctica del fútbol y promover estilos de vida saludables en la población.

Orquesta Sinfónica de Siloé: busca articular a la formación musical el desarrollo psicosocial de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de los sectores en situación de exclusión en la Comuna 20 de Cali.

Tambores de Siloé: mediante esta iniciativa los jóvenes combinan la interpretación musical con la construcción de instrumentos, los cuales para su elaboración recurren a materiales que imitan la sonoridad de instrumentos usados en el sector e incluyen la marimba de chonta portable con resonadores de tarros de agua.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *