Dragado del río Magdalena

Atlántico y Magdalena

proyectos_1_interna

Considerada como la obra fluvial más ambiciosa del continente y un hito para el país y la región, después de más de 60 años de abandono, navegar por el río Magdalena desde Bocas de Cenizas hasta Puerto Salgar está cerca de ser una realidad.

Lo que será el próximo Misisipi colombiano es una  megaobra que supera los 1,3 billones de pesos de inversión y que gracias a una APP de iniciativa pública adjudicada al consorcio Navelena, promete la construcción de obras complementarias y el mantenimiento y dragado de 908 kilómetros de canal navegable que se construirán en 4 unidades funcionales de navegabilidad o UFN.

El proyecto que lleva a cabo Navelena, consorcio que se compone de Odebretch de Brazil y Valorcon de Colombia, además de hacer navegable el río dragando 2’749.023 m3 de lecho marino en todo su trazado, contempla también recuperar el trazado mejorando los radios de giro, y recuperando el cauce construyendo diques de alineación que evitará la erosión de la orillas.

Una de las principales innovaciones del proyecto es la instalación de una moderna señalización durante los 908 kilómetros y la construcción de un centro de control de navegabilidad que por medio de  un sistema de navegación satelital asegurará los niveles de servicios del río.

Entre los muchos beneficios que traerá el proyecto, se puede resaltar la posibilidad de conectar el centro del país con el mundo por medio de una autopista fluvial que rebajará los fletes que se transportan a la costa entre un 30 y 40% y la posibilidad de transportar hasta 10.000 de toneladas al año.