AceroCoronavirusEconomíaEmpresas

Así perciben los empresarios del sector la crisis del Coronavirus: Una Entrevista a Steckerl Aceros

La emergencia por el coronavirus ha puesto en jaque al sector privado en el país. Por un lado los empresarios deben continuar asumiendo gastos operativos con el fin de de mantener los empleos, aún cuando en muchas ocasiones deben pausar su operación, con lo cual ven afectados sus ingresos. Y por el otro lado, no tienen certeza sobra la duración de la emergencia sanitaria y sí es posible para ellos soportar la crisis económica derivada de la pandemia.

En esta ocasión Benjamin Schmulson, Gerente General para Latinoamérica de Steckerl Aceros nos comparte su opinión frente a actual coyuntura.

¿Cuál es el balance que la ha dejado el Aislamiento Preventivo?

Desde el punto de vista económico, ha sido un verdadero desastre de proporciones incalculables que estarán pagándose durante varias generaciones. Los colombianos quedaremos endeudados por varios años a menos que el Gobierno decida hacer lo que ningún gobierno ha hecho que es disminuir su tamaño. Lo que sí ha hecho es pasarnos la cuenta vía mas impuestos a las empresas y a las personas naturales. ¿Pero cuándo se ha visto a algún político o Gobierno reduciendo el tamaño del Estado?

Así como el empresario piensa en agrandar su empresa, así también los políticos y Gobiernos, para quienes, su empresa es el Estado, piensan como agrandarlo aún más, para lo cual COVID 19 les ha caído como anillo al dedo, y lo triste, es que los ciudadanos compran tan fácilmente la retórica de mas servicios ofrecidos por el estado pensando que son gratis.

Por el lado socio político, ha sido una vulneración de nuestros derechos individuales, una literal expropiación de nuestra propiedad privada y contrariamente, un atentado contra muchas vidas, opuesto a lo que han vendido, no solo en Colombia sino en el mundo. Atentado contra derechos individuales ya que no solo nos impiden la circulación, sino que a los mayores de 70 años les prohibieron la circulación. Un atentado contra la propiedad privada ya que nos cerraron o mejor dicho, nos expropiaron los negocios durante un lapso de tiempo. Y un atentado contra muchas vidas, posiblemente mas que las que “salvaron”, ya que, por cuenta de la pobreza generada por los cierres económicos, el estrés generado por los desequilibrios económicos, estos y otras secuelas causadas por la cuarentena, cobraran mas vidas aun.

¿Cómo están implementando en su empresa el plan de reactivación? Qué medidas de Bioseguridad y Sanitarias han venido implementando dentro de su compañía?

Al igual que todas las otras empresas y negocios, implementando los protocolos de bioseguridad y con mucha paciencia. Al día de hoy, mayo 20, no hemos podido obtener los permisos de operación solicitados desde la semana pasada. Cada alcalde ha tenido requisitos y exigencias un tanto diferentes. Ellos, el sector público, al igual que el sector privado, tuvimos el mismo tiempo para prepararnos, no coordinaron entre ellos para facilitar a sus clientes, las empresas y negocios, una rápida reactivación. Una vez pasemos esta etapa, ponerle muy buena cara al mal tiempo, optimismo, enfoque, ganas y acción para recuperar el tiempo que nos han hecho perder. Las medidas de bioseguridad que hemos optado son el resultado de la compilación de las medidas en coordinación con la OMS, son las mismas para todos y en todos los países. Nada fuera de lo extraordinario sino lo que nos han recomendado.

¿Cuál es su opinión sobre el estado actual del sector dada la coyuntura?

Steckerl Aceros es parte de la cadena de suministro de la construcción e industria metalmecánica. El sector, al igual que todos, pero si, menos golpeado que por ejemplo, el aéreo, turismo, restaurantes, ocio y otras similares, se ha visto afectado de manera singular por el impacto cambiario resultado de los efectos negativos de la pandemia. Colombia importa el 70% del acero que consume. Sean aceros largos o planos. Si bien hay esquemas de coberturas que mitigan estos riesgos, estas no contemplan overshootings del tipo de cambio. Pasar de 3350 antes de la pandemia a 4140 y hoy, 20 de mayo, bordear los 3810, es una variabilidad que no hay cobertura que la mitigue.

Por otro lado, al ser el acero un commodity importado con lead times entre 90 y 120 días, uno esta jugado con esa previsión. En marzo y abril llegaron inventarios que por estar cerrados no se pudieron vender estresando las cajas de las empresas. Y seguirán llegando en mayo los que fueron comprados en febrero. Y a esto sumémosle los riesgos de cartera. Estos fenómenos, cambiarios, inventarios, cartera, son de todos los sectores. No que quiera decir, a mal de muchos consuelos de tontos. Afortunadamente Steckerl Aceros es una empresa muy solidad que ha sabido sortear en colaboración con sus colaboradores, clientes y proveedores esta situación y ha podido en medio de la crisis convertirlas en oportunidades.

Es así que puedo decir, hoy, STECKERL ACEROS es 90% digital y para fin de año esperamos profundizar aun mas esta opción. Tuvo el sector del acero la oportunidad de dolarizar los precios como sucede en otras economías regionales que han evolucionado más que Colombia. Dolarizar los precios es la forma de mitigar la variabilidad de estos donde incluso se hubiere beneficiado el consumidor por la estabilidad que tendrían estos, que en marzo cambiaban en pesos casi que cada dos días, lamentablemente no tuvo acogida la opción.

¿Cuales son sus proyecciones para este y el próximo año?

La economía se va a recuperar y más rápido que tarde dependiendo de nuestra actitud de cara al futuro. El colombiano es de una resiliencia formidable. Nuestras emociones y sentimientos colectivos jugaran un papel importante. Invito a que todos veamos el futuro con optimismo. Lo que aún no se había hecho y estaba presupuestado hacerse se hará, con algún retraso, las personas y empresas aprenderemos a trabajar con mas eficiencia, saldremos más fortalecidos. Si bien todos veíamos la muerte anticipada el mundo no se va a acabar. Esperamos para el 2 trimestre niveles entre el 70 y 80 %, y del 90 al 100% para el segundo semestre. Y el 2021, pues dependerá de a quién le pasen la cuenta de los platos rotos y a qué plazo esperan que se pague.

About author

Máster en Administración y Negocios de Industrias Creativas y Culturales de Queen Mary University of London y con un pregrado en Comunicación y periodismo con énfasis audiovisual de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Actual Jefe de Comunicaciones de Camacero.
Posts Relacionados
AceroMundo

La industria siderúrgica japonesa avanza hacia el 2050 con emisiones neutras de carbono

AceroMundo

Canadá gastará $ 11.8 mil millones en infraestructura.

AceroMundoTech

Brazil extiende su red 4G impulsado por Anglo American.

AceroMundo

El consumo de acero de América Latina refleja la recuperación económica de la región al cierre del año. "Alacero"

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *