Economía

“El dólar reta a importadores y manufactureros colombianos a ser más competitivos”, Carlos Arcila

En diálogo con Infoacero, Carlos Arcila, Director de Inversiones de Sigma Advanced Capital Management y Profesor de finanzas de la Universidad de los Andes explicó porque a pesar de tener el dólar más alto registrado, la economía colombiana se mantiene cautelosamente positiva.

Las últimas semanas el Dólar ha encabezado, de manera preocupante, los titulares de periódicos, emisoras y noticieros en el país. Y no es para menos, el pasado jueves 29 de agosto la divisa se ubicó en $3.457.89, el segundo precio más alto de la historia, cuyo récord histórico se superó la semana del 19 de agosto de este año. Guerra comercial, desaceleración económica, un peso devaluado y recesión son algunos de los términos que se han escuchado por estos días, ¿Pero qué tan influyentes son estos términos y cómo afectan la industria del acero en el país? 

Carlos Arcila, Director de Inversiones de Sigma Advanced Capital Management y profesor de finanzas de la Universidad de los Andes, afirma que debemos ver este fenómeno en primera medida a factores macroeconomicos externos. Sí bien en los últimos días Colombia registró su moneda más devaluada, Noruega un país con calificación AAA que cuenta con el mayor fondo soberano del mundo, también rompió máximos de devaluación; este es un gran indicativo que de Colombia no es el único país que está pasando tiempos difíciles. 

En los últimos meses, cada vez son mas fuertes los indicadores de una potencial desaceleración y posible recesión en los Estados Unidos para los próximos 12 meses. Por ejemplo, el diferencial de rendimientos de bonos a corto y largo plazo, dan señales del fenómeno económico. En seis de los últimos 50 años, cada vez que la curva de rendimientos se ha invertido, ha precedido una recesión económica comenzando aproximadamente 12 meses después de que la curva muestra esta señal.

También, por primera vez en la historia varios de los países en la zona euro tienen tasas de rendimientos negativas; Suiza por ejemplo, tiene su curva de rendimiento con tasas negativas, situación similar a de Alemania que presenta tasas negativas en distintos vencimientos de sus títulos. Esto genera una mayor demanda frente a bonos americanos los cuales presentan un rendimiento positivo y atractivo para inversionistas haciendo que el Dólar se fortalezca ante las demás divisas.

Dicho esto, está claro que la guerra comercial no es el único factor pero sí es un detonante a los riesgos anteriormente comentados, y si bien aún queda bastante tiempo para una resolución final, China empieza a mostrar síntomas de desaceleración en su economía.

Ahora bien, el gigante asiático es el mayor productor de acero en el mundo y el año pasado exportó 68.8 millones de toneladas de este material. Sin embargo, el fenómeno económico que presenta hace que haya una menor demanda y por ende se presente sobreoferta de productos. Por lo que las compañías de ese país están compitiendo con precios para no su perder cuota de mercado asiático. A consecuencia de esto, el 28 de agosto el acero (HRC) tuvo su precio más bajo desde el 2017, 515 USD/Ton, precio spot, hecho que para Arcila otra señal clara de desaceleración.

Según el experto, el acero en el mercado global no está bien, pues hay un miedo latente de una desaceleración económica que trae como consecuencia menos consumo y a su vez precios más bajos. Este efecto no es ajeno a Colombia, por lo que sin duda las empresas se verán afectadas por la falta de demanda y por la caída en los precios.

En cuanto a la economía en la región, para Arcila “Colombia no está en una situación muy positiva pero tampoco catastrófica”, pues si bien la guerra comercial afecta a paises que tienen sus finanzas basadas en commodities. La política monetaria en Colombia está a mejor nivel que otros países de la región tales como Brasil, Mexico y Argentina, conviertiendonos en “la niña linda” de la región. De tal manera, si el país logra mantener sus variables económicas de crecimiento e inflación de frente al contexto global, puede convertirse en un país interesante para la inversión. Así mismo, debe poner una anteción especial al gasto fiscal como porcentaje del PIB y otras variables económicas que se lograrían cumplir si se llega a la meta de crecimiento objetivo. Lo anterior explica porqué el énfasis de Juan José Echavarría, gerente del Banco de la República, en cumplir con la meta de crecimiento estipulada en el 3%.

El profesor Arcila también comenta un indicador de riesgo que observa el mercado, se trata de los credit default swaps (CDS), la cual es una medida de riesgo de como percibe el mercado el riesgo de default de un país. El experto explica que en Colombia los CDS están a un nivel mucho mas bajo que en 2015 y 2016, donde alcanzaron 200 puntos básicos; hoy ha pesar de que ha subido el spread en el último mes todavía se encuentra alrededor de los 100 puntos básicos, cifra que denota que para el mercado Colombia no presenta un alto riesgo.

Arcila ve como una oportunidad importante el nivel actual del dólar para reducir el déficit de balanza comercial, pues los exportadores pueden aprovechar la oportunidad con la tasa de cambio y ser competitivos a nivel internacional. también lo muestra como un desafío para los importadores y manufactureros, pues será un reto para que puedan mejorar eficiencias en sus operaciones o volverse competitivos en estos tiempos difíciles.

Con este panorama, el experto afirma que es importante recordar que la economía es cíclica, por lo que este difícil momento es duro pero no es eterno.

Posts Relacionados
AceroColombiaEconomía

Camacero se pronuncia sobre estudio de prórroga de medida antidumping para la lámina galvanizada.

AceroEconomíaEmpresasMundo

Nippon Steel advierte que China se afianza en el mercado global.

AceroEconomíaMundo

Deacero apela derechos antidumping de alambrón exportado de México a EEUU

AceroColombiaEconomía

Precio del acero sube por reducción de producción y continua demanda.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *